Taylor

(Septiembre 2010)

Piura fue definitivamente sorprendente!

No  hay palabras para describirlo.
 

Despertaba cada maņana emocionada para empezar a trabajar.
La gente de Piura son las personas mas amistosas que halla conocido.
Vine a Perú sola pero nunca lo sentí así.

Tuve una familia de la que nunca me voy a olvidar.

Se que voy a regresar pronto.