Becky
(Octubre 2010)

     Un solo cuerpo en Cristo-fue el hecho más nuevo y más evidente en todos los viajes a Piura desde 1999 como este. Nuestro equipo de 5, visitando 405 familias de San Juan Bautista fue sin duda una de mis más grandes bendiciones. Experimente lágrimas, oraciones, risas, tristezas, muchos abrazos y besos. Nuestro equipo estuvo conectado con las familias de Perú y el equipo a través del amor y fe en Dios-Gracias al evangelio, mi vida y alma se han enriquecido. Todo esto es gracias al padre José, su visión, orientación y al mejor equipo en Cristo-nuestros amigos del Santisimo.

Mas testimonios :: Ir a la pagina principal