Jack
Agosto 2010
Creo que cuando oí el primer “ HOLA”, el Espíritu Santo cobro vida en mi y estuvo conmigo  por  los  nueve días.
Me habían dicho, por aquellos que habían estado aquí antes, que la persona tendría un cambio en su vida. Ahora puedo apreciar el significado de sus premios. Me he enamorado profundamente de la gente de Piura. Cada minuto que miraba sus ojos veía el rostro de Dios. Ellos son tan amorosos, generosos, y cuidadosos. Yo agradezco a Dios por permitirme ver, aprender y servir. Después de haber visto de cómo ponen a Dios primero en sus vidas, me ha enseñado que necesito esforzarme más en mi vida.

Yo agradezco a Dios por permitirme ver, aprender y servir. Hemos ayudado a una familia por 10 años, pero este fue mi primer año que llego a conocerlos. Este viaje hará un inquebrantable lazo entre nuestras familias. Considero que la ayuda que les brindo no es nada en comparación al regalo de amor que ellos dan a mi esposa y a mí. Yo agradecí a Dios todos los días que estuve aquí por permitirme conocerlos.
El estar aquí, ha tocado mi corazón de una  manera diferente desde visitar a los ancianos y auspicio hasta construir casas. Dios ha despertado el Espíritu Santo en mi de una manera que nunca he experimentado, todo esto gracias a Dios. La semana culmino con la misa más maravillosa en un congreso religioso que asistí.

Ruego para que pueda volver el próximo año.
Bendito sea Dios!

Mas testimonios :: Ir a la pagina principal