Jesse

(Junio 2010)


   Mi semana en el Santísimo Sacramento fue una experiencia fantástica que apreciare siempre.

Interactuar con la gente local le da una perspectiva en la vida que no se puede enseñar o explicar - sólo se experimenta de primera mano.

     Como cirujano durante la semana en la sala de operaciones fue una gran oportunidad para dar no sólo atención quirúrgica a los pacientes si no también una oportunidad para ofrecer un ministerio espiritual que fue sinceramente recibido.

   El amor de los trabajadores sociales por los más pobres de Piura es un ejemplo verdadero de amor y compasión de un cristiano Espero regresar en los próximos años para ayudar al ministerio del Padre José y Santísimo Sacramento.



Jesse
 

Ir a la pagina principal    mas testimonios